miércoles, 23 de agosto de 2017

Federadas y su 57 aniversrio



Hace 57 años, el 23 de agosto de MIL 960, en el teatro de la CTC Nacional, en La Habana, se constituyó la Federación de Mujeres Cubanas como resultado de la unificación de todos los sectores femeninos existentes en el país, para convertirse en una fuerza decisiva para nuestra revolución.

Al resumir esa plenaria constitutiva de la FMC, el Comandante en Jefe Fidel Castro expresaba: “Este paso que han dado las mujeres cubanas es solo una victoria más de nuestro pueblo, una fuerza más de nuestro pueblo (…), una fuerza organizada una tremenda fuerza social y revolucionaria”

El tiempo transcurrido desde entonces y la posición que hoy alcanzan las mujeres cubanas en el acontecer de la vida de nuestro país, en todos los aspectos, confirma la clara visión de Fidel al crear la FMC hace 57 años para sumar a la revolución una fuerza poderosa, firme y leal, que sin chovinismo de ningún tipo, no puede disponer otro país del mundo.

Necesario es recordar qué era la mujer en Cuba antes de MIL 959. Unas pocas cifras bastarían para saberlo. En un país con unos SEIS MILLONES de habitantes las féminas constituían solo el 12 por ciento de la fuerza laboral en empleos poco importantes y malamente remunerados, además de existir unas 100 MIL prostitutas y cientos de miles de mujeres categorizadas como empleadas domésticas, que no eran más que simples criadas al servicio de la burguesía.

57 años después con unos ONCE MILLONES de habitantes, casi la mitad mujeres, Cuba puede sentirse orgullosa de contar con más de UN MILLÓN 700 MIL trabajadoras que constituyen el 49 por ciento de la fuerza laboral activa en el sector estatal de la nación, así como el 66 por ciento de la fuerza profesional y técnica, el 56 por ciento de las científicas, constituyendo además, mayoría en sectores tan importantes como la salud pública y la educación, mientras que representan el 48 por ciento de los integrantes del Parlamento.

De no haber sido por la Federación de Mujeres Cubanas, por su mejor aliado Fidel y por la entrañable Vilma Espín Guillois, su más firme y entusiasta guía, las mujeres cubanas no hubieran ganado tanto derecho, conquistado a base de sacrificio, capacidad e inteligencia, para que el país exhiba una correlación de fuerzas entre la mujer y el hombre que pocas naciones del orbe pueden tener.

Pero todavía las mujeres cubanas tienen mucha tela por donde cortar y no obstante lo alcanzado en estos 57 años, faltan aún peldaños por escalar, objetivos y subjetivos, que no se pueden vencer a través de leyes porque están muy ligados al machismo.

Señala el periodista Armando Fernández Martí que vencerlos, es la principal tarea que hoy tienen nuestras féminas. Lo más difícil, hacerse útil, ocurrió hace 57 años con la creación de la FMC. Para ellas el futuro es inimaginable. Conquistarlo será el mejor homenaje siempre a Fidel y Vilma que tanta confianza tuvieron en la mujer cubana.

jueves, 3 de agosto de 2017

Cuando el Segundo Frente recibe el nombre de Frank País García



Después de poco más de cuatro meses de constituirse el Segundo Frente Oriental, un día como hoy 3 de agosto pero de 1958, las tropas rebeldes que operaban en ese territorio recibieron oficialmente el nombre de Frank País García de acuerdo a lo dispuesto por la orden militar número 40 firmada por el Comandante Raúl Castro Ruz, jefe del Frente.

De esa forma, el mando rebelde del Segundo Frente rindió merecido homenaje a Frank País Garcia, asesinado un año atrás en Santiago de Cuba por fuerzas represivas de la tiranía, teniendo en cuenta que una de las aspiraciones del joven revolucionario santiaguero fue la creación de un segundo frente rebelde en las montañas de la Sierra Cristal.

Recordemos que el Segundo Frente Oriental fue constituido el 11 de marzo de 1958 con la llegada a Piloto del Medio, un legendario paraje de la Sierra Cristal, de los 67 combatientes que integraron la Columna 6 del Ejército Rebelde Frank País García al mando del Comandante Raúl Castro.

En esa ocasión Raúl expresó: “Sabemos que empezar un segundo frente es cosa difícil, máxime cuando aquí no tenemos a Fidel. Pero guiándonos por la fe de éste que nunca se da por vencido y el espíritu de Frank estamos seguro que podemos hacer las cosas bien”.

El propio Comandante en Jefe Fidel Castro diría después: “el Segundo Frente Frank País García fue modelo de organización y eficiencia y jugó un papel de extraordinaria importancia estratégica en nuestra guerra”.

Lo cierto es que durante la guerra de liberación nacional el Segundo Frente Oriental Frank País García, dirigido por el Comandante Raúl Castro, fue un modelo de organización, tanto militar como civil, poniéndose en funcionamiento un Estado Revolucionario dentro de la República, que llegó a extenderse por 12 mil kilómetros cuadrados.

En el territorio del Segundo Frente en sus nueve meses de constituido se libraron 247 combates de importancia, se efectuaron los Congresos Campesino y Obrero en Armas, se construyeron 19 hospitales y decenas de escuelas, que fueron la base de lo que es hoy ese territorio: Un pujante municipio del la provincia Santiago de Cuba que rinde homenaje a quienes lo crearon y al glorioso nombre que lleva, Frank País García.


martes, 2 de mayo de 2017

Aniversario 135 de la muerte del General de Brigada Rafael Maceo Grajales

Por Armando Fernández Martí

Santiago de Cuba, 2 may.— El 2 de mayo de 1882, hace hoy 135 años, dejó de existir el General de Brigada Rafael Maceo Grajales, cuando cumplía prisión en la isla española de Chafarinas, donde se encontraba enfermo a causa de heridas sufridas en combate en Cuba durante la Guerra Chiquita.

Cholón, como era llamado Rafael, había nacido el 24 de octubre de 1857 en la finca Majaguabo, próxima a la localidad de San Luis.

Con 18 años se incorporó a la primera gesta independentista con varios de sus hermanos, participando en numerosos combates como los de Majaguabo Arriba, Santo Domingo de Monte Rus, Piedra Blanca, Fray Benito, Boquerón y otros.

A juicio de su hermano José Maceo, Rafael era uno de los más temerarios como lo demuestra su famosa fuga de la cárcel de Dos Caminos de San Luis, donde fue recluido por los españoles a los pocos días de haberse incorporado a la guerra.

Cuando se produjo el Pacto del Zanjón, Rafael Maceo Grajales apoyó la valerosa protesta de su hermano Antonio en Los Mangos de Baraguá, y después se mantuvo combatiendo hasta el cese definitivo de las hostilidades a finales de mayo de 1878.

Incansable en la lucha por la independencia, Cholón respondió nuevamente al llamado de la Guerra Chiquita en agosto de 1879, incorporándose a la misma con el grado de General de Brigada que había ganado a fuerza de coraje y de lealtad a la Revolución Cubana.

Herido en un combate, Cholón fue hecho prisionero por los españoles y junto con su hermano José y otros patriotas independentistas, fue recluido en la prisión española de la isla Chafarinas, en penosas condiciones sanitarias y ambientales.

Enfermo y sin la atención médica adecuada, Rafael falleció en prisión el 2 de mayo de 1892 a la edad de 32 años, dejando inscrito su nombre como el de sus hermanos Antonio y José en un lugar cimero de la historia de la patria.

Los restos del General de Brigada del Ejército Libertador, Rafael Maceo Grajales, desde el 11 de febrero de 1955 descansan en el Retablo de los Héroes, en el cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, donde un día como hoy se le rinden honores.