lunes, 11 de diciembre de 2017

Aniversario 119 de la muerte de Calixto García, el hombre de la Estrella en la Frente

Por Armando Fernández Martí

Santiago de Cuba, 11 dic.— Hace hoy 117 años, falleció de forma repentina, el 11 de diciembre de MIL 898, a la edad de 59 años, Calixto García Iñiguez, Héroe de las tres guerras independentistas cubanas, cuando se encontraba en Washington, Estados Unidos, cumpliendo una misión encomendada por la Revolución.

Calixto García había nacido el 4 de agosto de MIL 983 en la ciudad de Holguín, otrora provincia cubana de Oriente, y se incorporó a la lucha por la independencia en el propio mes de octubre de MIL 868, a la edad de 29 años.

Por su valor y arrojo pronto alcanzó el grado de Brigadier, tras brillar en combates como los de Jiguaní, Holguín y Manzanillo, importantes localidades de la región oriental cubana.

En la vida de García Iñiguez, es célebre el pasaje del 6 de septiembre de MIL 874, cuando después de un cruento combate en Veguita, Manzanillo, y ante la posibilidad de caer prisionero de los españoles, intentó suicidarse de un disparo en la cabeza, por lo que José Martí lo calificó como: "el hombre de la Estrella en la Frente", debido a la marca que le quedó.

En marzo de MIL 878, el General Calixto García, se solidarizó con la viril protesta del Mayor General Antonio Maceo en Mangos de Baraguá, por el ominoso Pacto del Zanjón, y tras terminar el conflicto, se dedicó a organizar la llamada Guerra Chiquita, que estalló en la isla el 21 de agosto de MIL 879 y al fracasar esta fue hecho prisionero y desterrado a España.

Al reiniciarse la lucha independentista de MIL 895, Calixto García desembarcó por la región de Baracoa y fue designado Jefe del Departamento Oriental y más tarde a la muerte de Antonio Maceo, lo sustituyó en el cargo de Lugarteniente General del Ejército Libertador, librando con éxito la Batalla de Santiago de Cuba, aprovechada por Estados Unidos para intervenir con sus tropas en la Isla, en julio de MIL 898, impidiendo la entrada del Ejército Mambí a la ciudad.

Señala el periodista Armando Fernández Martí que, esa actitud del mando yanqui provocó la enérgica protesta de Calixto García que le envió una firme y digna carta al jefe de las tropas norteamericanas William Shafter por el maltrato a los mambises. Después, marchó con sus hombres por el norte oriental, para continuar la lucha por la independencia.

Desde el 4 de agosto de MIL 980, los restos mortales de Calixto García Iñiguez descansan en el Mausoleo erigido en su ciudad natal, Holguín, donde el pueblo le rinde homenaje.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Fidel vive en los santiagueros



Pasadas las siete de la mañana del domingo 4 de diciembre de 2016 el toque de silencio del corneta trascendió los límites del cementerio de Santiago de Cuba para estremecer los corazones de millones de cubanos a lo largo y ancho de la isla.

Concluía así la inhumación de las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro en la gigantesca roca monolítica escogida para su tumba en ese santuario de la patria que es Santa Ifigenia.

Paradójicamente, en ese instante, comenzaba para Fidel otra vida, la inmortal, porque los muertos como él no se resignan a permanecer encerrados en una tumba, sino que se escapan de ella, rompen el silencio y la quietud de los cementerios, se niegan a yacer inmóviles, callados, inútiles cuando hay tanto qué hacer.

Puede haber transcurrido un año o un siglo, y quién se niega a decir que Fidel no está junto a su pueblo, como siempre, batallando, esparciendo optimismo, para seguir con la gigantesca tarea que es hacer la Revolución, una obra que no admite descanso, ni tregua y mucho menos derrota.

Desde la noche del 25 de noviembre de 2016 en que se conoció la noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe, Cuba vivió momentos dolorosos y tristes; físicamente los seres humanos no son inmortales y la muerte siempre será inevitable, temprano o tarde interrumpirá el latir de los corazones, sin excepción.

Pero al decir de José Martí: “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”, la desaparición física del líder histórico de la Revolución demostró que el apóstol tenía razón, el pueblo entero se convirtió en Fidel para que siguiera viviendo, para que su corazón siguiera latiendo, para que no se sumiera en la densa penumbra de la muerte o en el lapidario silencio de los cementerios.

A lo largo de los mil 235 kilómetros recorridos por el cortejo fúnebre desde La Habana hasta Santiago de Cuba, se puso de manifiesto que Fidel seguirá estando entre nosotros. Los 365 días transcurridos hasta hoy son prueba fehaciente de que él sigue estando aquí, omnipresente en el corazón de cada cubano que es su corazón y que por eso la Revolución que nos legó no morirá pase el tiempo que pase.

Recuerdo ahora, el verso de un poeta: “!Qué solos se quedan los muertos…!”, pero desde el 4 de diciembre de 2016 ni un solo instante Fidel ha quedado solo. Miles lo visitan desde entonces cada día en Santa Ifigenia para dedicarle un recuerdo, un compromiso, su corazón para que perdure entre nosotros eternamente.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Ernesto Che Guevara y el trabajo voluntario

“Ándele, Che, ¡al trabajo!”. Con esas sencillas palabras en su característico acento argentino, el domingo 23 de noviembre de 1959, el Comandante Ernesto Che Guevara invitó a miles de manzanilleros a participar en el primer trabajo voluntario que nacería en esta fecha fruto de la conciencia de los hombres y mujeres del pueblo revolucionario de Cuba.

Ese día, más de 5 MIL manzanilleros, trabajadores, estudiantes, campesinos y de otros sectores se movilizaron para unirse a los combatientes del Ejército Rebelde que tenían a su cargo la construcción de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, en el Caney de Las Mercedes, donde estudiarían 20 MIL niños de la Sierra Maestra.

Para trasladarse desde Manzanillo hasta Las Mercedes, a unos 40 kilómetros de distancia, por terraplenes y caminos, los movilizados utilizaron 40 camiones Praga, únicos que por entonces podían vencer las adversidades del trayecto por zonas montañosas en esa época lluviosa.

Cuentan que al llegar a la zona en construcción de la Ciudad Escolar el Comandante Guevara recibió a los movilizados y desde una tribuna improvisada en la cama de un camión les dijo: “Hoy juntos, con el Ejército Rebelde vamos a ayudar a construir una nueva Cuba”.

Nacía de esta forma el trabajo voluntario, fruto de la conciencia popular y expresión genuina de una actitud comunista ante el trabajo y como expresara el propio Che, factor que desarrolla la conciencia de los trabajadores más que ningún otro, el cual no debe mirarse por la importancia económica que significa para el Estado, sino por su utilidad y carácter movilizador de las masas.

Al momento de convocar a este primer trabajo voluntario en El Caney de Las Mercedes el Comandante Ernesto Guevara era responsable del Departamento de Industrialización del Instituto Nacional de la Reforma Agraria, dos días después, el 26 de noviembre de MIL 959, fue designado Presidente del Banco Nacional de Cuba y más tarde Ministro de Industrias.

No obstante a esas altas responsabilidades domingo a domingo el Che se trasladaba hacia Las Mercedes en una vieja avioneta para ponerse al frente de las movilizaciones hacia la construcción de la Ciudad Escolar hasta que esta monumental obra fue inaugurada el 26 de julio de 1960.

58 años después aunque en menor cuantía nuestro pueblo se incorpora al trabajo voluntario donde sea necesario y útil, como lo hace ahora para recuperarse de las afectaciones del huracán Irma en todo el país siguiendo el legado que nos dejó el Che.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Fidel es insustituible


Antonio Guiteras destacado líder antimperialista

Los cubanos recordamos hoy el aniversario 111 del natalicio de Antonio Guiteras Holmes, quien llegara al mundo el 22 de noviembre de 1906 en Filadelfia, Estados Unidos, y que en Cuba se convirtió en un destacado líder antiimperialista y fuente de inspiración para las nuevas generaciones que le siguieron desde entonces hasta hoy.

Graduado de doctor en farmacia en la Universidad de La Habana, Guiteras sin embargo, abrazó la profesión de revolucionario y entre 1928 y 1933 enfrentó la dictadura de Gerardo machado convirtiéndose en un precursor de a lucha guerrillera, cuando asaltó con un grupo de combatientes el cuartel de la guardia rural de San Luis, en la otrora provincia de Oriente, para con las armas ocupadas alzarse en el monte.

Tras el derrocamiento del tirano Machado en agosto de 1933 y del golpe de estado del Coronel Fulgencio Batista en septiembre de ese mismo año, Antonio Guiteras fue nombrado Ministro de Gobernación del llamado Gobierno de los 100 Días, presidido por Ramón Grau San Martín.

Bajo el mandato de Guiteras fueron aprobadas por primera vez desde que Cuba fue República un conjunto de leyes populares, que le ganaron prestigio entre las capas más humildes de la población y el odio de la burguesía criolla y sobre todo del imperialismo yanqui, que vio afectados sus intereses en la isla, algo que ningún otro gobierno se había atrevido.

Entre esas leyes se encontraban el establecimiento de la jornada de 8 horas, del salario mínimo y el pago de dinero en vez de vales, la legitimización de los sindicatos clausurados por Machado, el reconocimiento del Partido de a clase obrera, la creación de seguros y retiros obreros, así como la rebaja de la tarifa eléctrica y la intervención de los centrales Chaparra y Delicias, de propiedad norteamericana.

En un conflicto con la mal llamada Empresa Cubana de electricidad,  una subsidiaria norteamericana, Guiteras se vio precisado a intervenirla el 15 de enero de 1934, lo que provocó la ira del imperio y de su embajador en Cuba, Summer Welles, quien le transmitió al Coronel Batista, Jefe del Ejército, la orden de Washington de derrocar al gobierno popular de Grau San Martín lo que hizo un día después.

En esas circunstancias Antonio Guiteras se vio precisado a continuar la lucha clandestinamente, hasta que el 8 de mayo de 1935, producto de una vil traición fue sorprendido y asesinado en El Morrillo, Matanzas, cuando intentaba abandonar el país con un grupo de revolucionarios para organizar la lucha en el exterior y después regresar a Cuba.

Recordamos hoy a Antonio Guiteras Holmes en el 110 aniversario de su natalicio como expresara José Martí en uno de sus poemas: “Cuando se muere en brazos de la patria agradecida (…) empieza al fin, con el morir, la vida”




22 nov.—

jueves, 2 de noviembre de 2017

Cuba votación en la ONU



Solo contra el mundo. Así podría llamarse lo ocurrido a mediodía de ayer en la Asamblea General de las Naciones Unidas, cuando 191 países de los 193 que tiene la Organización, votaron a favor de la eliminación del bloqueo contra Cuba por parte de Estados Unidos, y solo éste e Israel se pronunciaron en contra.

Al margen de esa votación, que es ya histórica, y de las consecuencias de esa política genocida de Estados Unidos hacia Cuba, porque todos los que vivimos en esta pequeña isla caribeña de una u otra forma sufrimos sus consecuencias, el mayor orgullo que sentimos es el de ser cubanos, hijos de José Martí y Antonio Maceo, de Fidel y de Raúl.

Excepto la representante norteamericana que habló para justificar lo injustificable, todos los que subieron al podio de la Asamblea General reconocieron la nobleza de Cuba y de su pueblo, la valentía y el coraje de no ceder ni un ápice al principio de justicia social logrado a partir del triunfo revolucionario de MIL 959, que nos dio el derecho de ser libres, soberanos e independientes sin la tutela de nadie.

El canciller cubano Bruno Rodríguez Padilla, al presentar el Proyecto de Resolución que se sometería a votación lo dijo bien claro, que hablaba para decir lo que muchos quisieran decir y no pueden por temor a las represalias del gobierno de Estados Unidos, y lo cual es perfectamente comprensible, porque el imperio no tolera desafíos y más si son naciones pobres.

Las palabras del canciller cubano fueron interrumpidas varias veces por aplausos de los presentes, cosa inusual en la asamblea, lo que fue una muestra más de que el mundo está con Cuba, y de las verdades que la representante norteamericana, en ese triste papel, debió escuchar y callar del pequeño David arremetiendo contra el gigante Goliat para derribarlo, como el célebre pasaje bíblico.

Son 26 ya las ocasiones que el mundo le dice NO al bloqueo y Estados Unidos desoye ese clamor; más bien, el actual inquilino de la Casa Blanca Donald Trump, ha ordenado aumentar las medidas para fortalecer más esa criminal política, que viola todos los derechos internacionales existentes, en primer lugar, los derechos humanos del pueblo de Cuba, así como los de terceros países y del propio pueblo norteamericano.

El odio del actual mandatario norteamericano podrá incrementar aún más el bloqueo contra Cuba, pero lo que sí no podrá es revertir el proceso revolucionario de nuestro país para convertirlo nuevamente en una colonia yanqui.

Señala el periodista Armando Fernández Martí, que pésele a quien le pese e pueblo cubano seguirá su camino de victoria con bloqueo o sin bloqueo, inspirado en el legado que nos dejó el Comandante en Jefe Fidel Castro, de no ceder en uno solo de nuestros principios de libertad, soberanía e independencia y defenderlo a toda costa y costo. Eso, que nadie lo dude.

Discurso de Bruno Rodriguez